Declaración de Timothy C. Trepanier, BSc en Farmacología

Conozco a Laura y Ark en persona desde hace casi diez años. He sido testigo de numerosos ataques en su contra en la red y en foros en línea. La acusación más popular y dañina viene del uso de la palabra “secta”, como si por asociar a Laura y Ark con esta palabra sus difamadores pudieran de algún modo devaluar todos los años de trabajo duro y validar sus propias acusaciones sin fundamento. Nada podría estar más lejos de la verdad.

Como buscador espiritual que he sido la mayor parte de mi vida adulta, he tenido más que suficiente experiencia con “sectas” verdaderas, con base en la definición real de la palabra, como para poder notar la diferencia. Por ejemplo, a principios de 1990, pasé varios meses pagando para trabajar en un ashram en la India, donde el gurú a cargo decía ser un Dios que descendió a la tierra, y pasaba cada mañana recibiendo a sus discípulos que le llevaban flores y hacían reverencia para tocarle los pies. No me tomó mucho tiempo ver esta farsa por lo que era, y me fui con tan mala experiencia que juré nunca más ser víctima de ese tipo de estafas espirituales.

Cuando primero me encontré con los escritos de Laura en 2001, me impactó su modo absolutamente contrario a una secta de investigar información acerca de temas que son normalmente considerados extraños o esotéricos. Su modo de recabar toda la información disponible antes de hacer juicios; su insistencia en conocer los hechos y estar abierta ante nuevos datos; y su postura tenaz en el sentido de que todos, incluida ella misma y el material Cassiopaeo, son falibles, le resultaron atractivos al científico en mi. Aquí se encontraba alguien que estaba haciendo preguntas serias acerca de la naturaleza de nuestra realidad, desde la historia verdadera de la especie humana, hasta los fenómenos OVNI, paranormales y otros eventos extraños, haciendo uso del método científico de entrada.

Fui invitado a visitar a Laura y Ark en su chateau en Francia poco después y me sorprendió cuán genuinos y con los pies en la tierra eran. Si acaso, Laura es la pura definición de anti-secta y probablemente se reiría más fuerte que cualquiera si alguien intentara deificarla de algún modo. Es una persona genuina que trabaja duro y está interesada en la verdad en todos los aspectos de la vida. Yo los he visitado en Francia muchas veces a través de los años, he trabajado de cerca con ellos como investigador, y mi muy positiva opinión de ellos se ha fortalecido y no sólo los considero buenos amigos sino que los siento parte de mi familia.

Recomiendo mucho que cualquiera que dude acerca de la sinceridad y honestidad de estas personas buenas y dignas lean por sí mismos todo lo que Laura ha escrito relativo a estas acusaciones de “culto” y “fraude”. La verdadera historia está disponible para todos gratis en Internet. Sus vidas son un libro abierto y la verdad está ahí para cualquiera que se tome el tiempo de leerla. En mi opinión, Laura y Ark participan en algunas de las investigaciones más importantes del mundo actual, y yo voy a seguir apoyándolos y alentándolos en todos sus proyectos.

Share

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.